Índice de contenido

El ronroneo

El ronroneo, según la Real Academia Española, el ronroneo, referido al gato, es la acción y efecto de producir una especie de ronquido, en demostración de contento. Una curiosa manifestación de los felinos que se ha llegado a definir como una obra de arte, por su singularidad como forma de expresión.
Cuando el animal se encuentra plácidamente tumbado o tranquilamente sentado, así como cuando su cuerpo está siendo acariciado, es como si se activara un “motor”. A partir de ese momento todo el cuerpo del animal se ve inundado por una continua vibración, por un sonido sordo, hueco, profundo.
Tanto los gatos domésticos como los grandes felinos (como el león o la pantera) pueden ronronear, aunque con limitaciones, y sin la amplitud de los pequeños felinos.

¿Cómo se produce El ronroneo?

A pesar de que el ronroneo es conocido y de tener una definición, lo verdaderamente curioso es que todavía hoy no se sabe exáctamente cómo el gato consigue producirlo. Existen varias teorías:


1. La primera de estas teorías -que actualmente ha perdido vigencia-, dice que el gato, además de las cuerdas vocales, posee otras estructuras denominadas pliegues vestibulares, o falsas cuerdas vocales, que por fricción producen la vibración o ronroneo.

2. Una segunda teoría , explica el ronroneo, como el producto de la contracción de algunos músculos laríngeos, que modificando las presiones, producen las vibraciones, que se traduce en el ronroneo.

3. Una tercera teoría, que es la mas aceptada, es la que explica el ronroneo como el producto de las turbulencias producidas por el flujo sanguíneo, proponiendo el ronroneo, como un fenómeno hemodinámico, y no aerodinámico. Según esta teoría, la vibración se origina en la vena cava posterior.

La contracción de los músculos a su alrededor, al atravesar el diafragma, comprime el flujo sanguíneo, provocando así transición de flujo suave a turbulento, lo cual produce oscilaciones que son transmitidas y amplificadas por los bronquios llenos de aire y la tráquea, hacia los senos de la cabeza, produciéndose el ronroneo.

¿Para qué sirve El ronroneo?

Sea cual sea la hasta ahora inexplicable procedencia del ronroneo, la gran mayoría de investigadores e interesados por el tema le atribuyen una expresión de bienestar. Incluso algunos otorgan a esta acción felina una forma de “autocomunicación”, algo así como un “hablarse a sí mismo”; un momento especial que el animal disfruta y que consigue transmitir al que está a su lado.

Si tenemos a un gato ronroneando en nuestro regazo, nos invadirá su sensación, es decir, si nos dejamos llevar por esas inexplicables oscilaciones sentiremos que nosotros también nos relajamos, que el bienestar nos inunda, tanto que si nos toman la tensión veremos que se estabiliza, se regula y que las pulsaciones disminuyen.

Su significado

El ronroneo, tiene un gran significado, ya que es fundamental en la comunicación con los de su especie, y de gran utilidad en su comunicación con el ser humano.
Entre los de su especie, hay gran variedad de funciones comunicativas. Es fundamental en la hembra, la cual acompaña su trabajo de parto con ronroneos contínuos, poderosos y rítmicos, estos sirven para que los cachorros que son débiles, ciegos, sin mucho sentido del oído y olfato, encuentren su lugar de mamar, orientados por las vibraciones emitidas por la madre.

En estos momentos además, los ronroneos de la parturientaa actúan como desestresantes para la madre, con lo cual se calma y concentra en su trabajo de parto. A los dos días de nacidos, los gatitos comienzan a ronronear mientras maman, con lo cual la madre recibe la información de que el flujo lácteo es el correcto y que todo marcha bien, y es para ellas como la sonrisa satisfecha de un bebé.

Luego, cuando sus cachorros están un poco mas crecidos, utiliza los ronroneos para llamar a comer a los gatitos, y sirven de comunicación con su camada, con lo cual se crea una estrecha relación familiar, de gran importancia durante las primeras semanas de vida.

Para los gatos adultos el ronroneo es importante como señal de sumisión de un gato frente a otro dominante, reduciendo así las posibilidades de pelea, al transmitirse un sentimiento de paz y reconciliación. Durante el cortejo y el acto sexual, la hembra ronronea continuamente.

En su contacto con los humanos, los gatos pueden realizar dos tipos de ronroneos, el de agradecimiento, al recibir algo de su agrado, dedicado a quien le ofrece esta satisfacción, y el ronroneo anticipativo, que es un estimulante para obtener lo que desea.

Cada gato desarrolla su aparticular forma de ronronear, variando no sólo en la intensidad, sino también en la causa que lo produce. Hay gatos que son ronroneadores habituales, vivaces, que lo producen con gran entusiamo; otros sólo susurran; hay los que ronronean combinando éste con susurros, silbidos, gorjeos, y otros cuyo ronroneo sólo puede ser detectado acariciando su garganta, la mayoría hacen combinaciones de diferentes estilos de ronroneo, haciéndolos muy creativos y variados.

¿Natural o aprendido?

Forma de expresión o medio para conseguir atenciones…
Cuanto más nos sumergimos en el ronroneo más nos podremos dar cuenta de que éste aparece en diversas y extremas situaciones: desde el animal que está enfermo, muy enfermo, casi a punto de morir, hasta en la hembra que está siendo montada enérgicamente por el macho.
Es posible que cada gato sepa utilizar su ronroneo para aquello que pretende, incluso es posible que el ronroneo tenga un componente innato y otro claramente aprendido.
Un cachorro de gato recién nacido, de apenas pocos días de vida, puede ronronear. En este caso, ¿quiere conseguir algo?, ¿es una expresión innata de bienestar?, ¿está comunicando algo a su madre y hermanos?, pensemos que cuando nuestro gato ronronea, algo bueno le pasa, o algo bueno está buscando. Nosotros, como sus familiares felinos de mayor tamaño, no podemos ronronear. Nuestra expresión más similar de bienestar, placer o agrado, jamás se parecerá, ni por asomo, al dulce y pacífico ronroneo de un gato.